domingo, 17 de julio de 2011

CINCO CONSEJOS PARA AHORRAR ENERGÍA CON NUESTRO ORDENADOR

El ahorro energético es muy importante, de un tiempo aquí hemos estado escuchando mucho hablar del calentamiento global, también hemos tenido diferentes iniciativas durante los últimos años para concienciar a la gente, mientras los países quien más quien menos intentan seguir el protocolo de Kioto aunque algunos se lo saltan a la torera.

Pero eso no quiere decir que nosotros podamos aportar nuestro pequeño granito de arena y con pequeños gestos de cada uno podemos hacer que entre todos se ahorre una cantidad importante de energía. Por eso he querido compartir con vosotros los siguientes cinco consejos para no derrochar energía con nuestros equipos informáticos.

  • Apaga el ordenador: Si no vas a hacer uso de tu equipo durante un tiempo prolongado y este no está realizando ninguna función mientras no estamos delante es conveniente apagarlo. Ahorraremos energía y a lo largo del mes unos cuantos euros en nuestra factura de la electricidad.
  • Olvídate del salvapantallas: Si por el contrario tienes que dejar la computadora realizando algún tipo de tarea o el tiempo que estarás sin usarlo es poco como para apagarlo, olvídate del salva pantallas: apaga la pantalla del ordenador. Los salvapantallas pueden ser muy bonitos y graciosos, pero muchas veces son poco útiles, gastan energía innecesariamente y no tiene mucho sentido tenerlo puesto, sobre todo si nadie lo puede ver. Es mejor apagar el monitor y muy recomendable configurar el administrador de energía de nuestro equipo para que se apague pasados unos minutos, para evitar despistes.
  • Un buen mantenimiento es importante: Esto sucede sobre todo en los ordenadores sobremesa, aunque los portátiles no se libran de ello tampoco: el polvo. Es muy importante mantener el interior del ordenador limpio, con el uso todas las piezas van cogiendo polvo y este puede afectar al rendimiento del equipo. Por ejemplo, si nuestro disipador se llena de polvo no hará su función correctamente, la temperatura no bajará y el ventilador trabajará más rápidamente, gastando energía. Limpiar el interior del equipo de polvo de vez en cuando es muy bien, no sólo ahorrará energía sino que el equipo sufrirá menos.
  • Apaga tus periféricos: Desde hace un tiempo tenemos existen periféricos inalámbricos, entre los que se encuentran el ratón y el teclado. Estos funcionan con baterías internas o con pilas y tienen la opción de apagarlo. Durante la noche es recomendable apagarlo para que deje de funcionar y así ahorrar algo de la batería que tenga, seguro que las pilas te duran algo más y no tendrás que comprar tan frecuentemente. Además, es muy molesto cuando el ratón o teclado se queda sin pilas y comienza a ignorar algunas de nuestras acciones.
  • Todo a una misma regleta eléctrica: Es muy recomendable tener una toma de corriente donde conectar todos los elementos que forman nuestro equipo y que esta se permita cortar la corriente (con el típico botón de on/off). Cortando la corriente cuando no estemos usando nuestro equipo nos aseguraremos que no se gasta nada de energía, ya que algunos equipos mantienen algunos elementos consumiendo energía -poca- como puede ser la tarjeta de red. También servirá para ahorrarnos pequeños sustos, si se produce una subida de tensión se puede producir un corto y no sólo protegeremos nuestro equipo sino que también reduciremos la posibilidad de incendios.

Fuente: ALT1040

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada