viernes, 4 de marzo de 2011

SE SALVA DE UNA MULTA DE TRÁFICO GRACIAS A SU SMARTPHONE

Las aplicaciones GPS que han sido creadas para ayudar en la conducción son cada vez más frecuentes en los teléfonos móviles de última generación. Ahora se demuestran lo útiles que también pueden ser para salvar nuestra honestidad de conductores y ahorrar el dinero para pagar multas, más cuando son injustas.

El hombre regresaba a casa en su coche. En el teléfono tenía en funcionamiento la aplicación GPS My Tracks, una herramienta de Google para Android que registra indicaciones y datos, gracias a la precisión de su antena GPS.

En un momento de su trayecto la policía le solicitó que se detuviese. Los agentes informaron al conductor que había sobrepasado el límite de velocidad, establecido en 25 millas por hora (40 kilómetros por hora).

En la multa realizada por la policía se aseguraba que el conductor circulaba a 40 millas (65 kilómetros por hora). El conductor que no era consciente de su velocidad buscó en su teléfono Android para comprobar los datos registrados. Según la aplicación, la velocidad media había sido correcta y el pico más alto registrado había sido de 26 millas por hora.

Con estos datos el afectado decidió reclamar la multa en los tribunales aportando los datos de su Android como prueba.

El juez encargado del caso ha decidido retirarle la multa ante los datos presentados. Se trata de uno de los primeros casos en los que la justicia reconoce la información de los GPS en la defensa contra las multas.

Fuente: Informativos TeleCinco

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada