domingo, 6 de marzo de 2011

NG@NX@2

El uso desmedido de las nuevas tecnologías crea una adicción psicológica. Muchos padres se sienten perdidos. Las vertiginosas transformaciones de las nuevas tecnologías juegan un papel decisivo en el ámbito educacional. Con la llegada de estas herramientas se está transformando la manera de comunicarse, de relacionarse y de entretenerse, sobre todo entre los más jóvenes.

A través de los testimonios de Raúl, Roberto, Rafa, Héctor, Julián y de sus familias, ng@nx@2 (Enganchados) explora el lado más oscuro de las nuevas tecnologías, mostrando cómo el abuso de estos instrumentos genera adicciones con rasgos muy similares a las drogas.

Diversos estudios señalan que más del 90% de los jóvenes de entre 14 y 25 años tiene móvil y de ellos casi el 40% lo pasa mal cuando se ve obligado a prescindir de él. La madre de Rafa nunca imaginó que comprar un móvil a su hijo pudiera crear problemas graves en su familia. Rafa llegó a pasar 28 horas seguidas hablando por el teléfono móvil. Sólo paró cuando se quedó sin saldo.

Para muchos jóvenes el teléfono móvil no es sólo un aparato para comunicarse. Lleva implícito un posicionamiento. Sin móvil queda excluido.

El chat, uno de los contenidos más utilizados de Internet, permite mantener conversaciones a través de mensajes con otros usuarios. Entre las personas que utilizan este servicio es común el uso de un pseudónimo llamado nick, que ofrece el anonimato que muchos buscan en este tipo de relaciones. En el chat cada uno se dibuja a sí mismo como realmente le gustaría ser. Roberto se cobijó en ese Universo para huir de la soledad y encontró lo que le faltaba en casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada