lunes, 21 de marzo de 2011

LA CANCIÓN QUE DURA MIL AÑOS

Si tienes 1.000 años para escuchar una canción, entonces te recomiendo Longplayer, una canción compuesta por Jem Finer en ordenador para que dure 1.000 años. Comenzó la noche del 31 de diciembre de 1999 y terminará en 2999 solo para volver a comenzar. La canción está compuesta para el instrumento tazón cantor y fue diseñada para no repetirse nunca en los 1000 años de reproducción.

Según explica el sitio oficial "Longplayer está compuesta para tazones cantores que pueden ser tocados tanto por seres humanos como por máquinas, y cuya resonancia puede ser reproducida con mucha exactitud en forma grabada. La pieza está diseñada para poder adaptarse a los cambios imprevistos en su entorno tecnológico y social, y para perdurar como una institución autosuficiente por un largo plazo".

Si quieres, puedes entrar en el sitio oficial y escucharla en tiempo real.

Fuente: ABC.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada