lunes, 14 de marzo de 2011

EL IPHONE MÁS GRANDE DEL MUNDO

El iPhone más grande del mundo hasta el momento se llama Table Connect. Se trata de una pantalla LED que está optimizada para funcionar con el hardware de un smartphone. Al conectar el dispositivo de Apple a la pantalla y ejecutar una aplicación, el usuario puede disfrutar de su móvil como nunca antes en una mesa-pantalla de 58 pulgadas.

Como muestra el video, no se trata simplemente de una pantalla plana gigante, sino que hay una sincronización perfecta entre ambos dispositivos que convierten a la mesa–pantalla en una interfaz táctil. Debido al gran tamaño que presenta, el Table Connect funciona únicamente con los modelos iPhone 4 y 3GS, advierten los desarrolladores de este software. Eso sí, el teléfono necesita tener jailbreak para funcionar con la Table Connect.

La compañía, que lleva el mismo nombre de su proyecto, aún no ha anunciado el precio de este aparato, pues el producto sigue en prueba. Los tres desarrolladores austriacos han sido atacados por los internautas quienes afirman que el video es falso. En respuesta en el blog oficial del Table Connect los desarrolladores incluyen un FAQ para dar luz a las dudas generales y para escuchar cualquier comentario que se haga al respecto.

Por ejemplo, sobre la veracidad o no del anuncio, han mostrado su cara más amable, evitando la confrontación. "Nos resulta divertido y algunos comentarios son realmente creativos. Estaba claro que habría gente que dudaría con respecto a nuestro trabajo. Honestamente preferimos pasar de todo eso y llevar Table Connect al final", han señalado.

El proyecto ha estado oficialmente dos años en fase conceptual y desde 2010 en producción. Table Connect cuenta con un socio que va a ayudar a sus creadores a comercializarlo, aunque aún no saben cómo trasladar los costes del prototipo a un producto de consumo. El principal problema es, obviamente, el coste de esa pantalla. Una interfaz de ese tipo se presenta como una opción adecuada para juntas y reuniones. Sin embargo, cabe plantearse si una vez creada esa infraestructura, el hardware y el software del iPhone son competitivos o ya se hace necesario explotar ese monitor-mesa con otro más potente.



Fuente: ABC.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada