viernes, 18 de febrero de 2011

EL ÓXIDO DE TITANIO MEJORA LA DURACIÓN DE LAS BATERÍAS EN UN 30%

Una de las grandes lacras de los dispositivos portátiles hoy en día es la duración de las baterías de iones de litio (Li-Ion), a pesar de haber sorteado con éxito el problema del efecto memoria. Algunos fabricantes superan la limitación de la duración duplicando el tamaño de las baterías y vendiéndolas como productos revolucionarios con mejor capacidad. Puede que esta táctica del despiste tenga sus días contados si la investigación sobre nuevos materiales para fabricar baterías que está llevando a cabo el AIST (Advanced Industrial Science and Technology) en Japón llega a buen puerto.

Un grupo de investigación del AIST ha desarrollado una nueva tecnología basada en el uso del óxido de titanio que podría mejorar en un 30% la duración del ciclo de descarga de las baterías de iones de litio convencionales, presentes en la gran mayoría de los dispositivos portátiles de la actualidad. Además, la ausencia de litio en el material utilizado permitiría reducir los costes de fabricación de las baterías. En lo que a vida de la batería se refiere, el ATSI afirma que el óxido de titanio presenta una duración similar a las baterías Li-Ion.

En resumen, el óxido de titanio permitirá fabricar baterías a coste más reducido. Dichas baterías tendrían un ciclo de descarga más largo, y tendrían una vida tan larga como las baterías de iones de litio tradicionales. Un panorama interesante el que se presenta, aunque espero que esta tecnología no se quede sólo en palabras, como tantas otras, y pronto la podamos ver en productos de electrónica de consumo como ordenadores portátiles o teléfonos móviles.

Fuente: Gizmología

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada