lunes, 15 de noviembre de 2010

JUGAR AL TETRIS AYUDA A OLVIDAR LOS TRAUMAS

Un estudio realizado en la Universidad de Oxford (Reino Unido) sugiere que el popular videojuego Tetris es capaz de reducir los efectos del denominado estrés postraumático. Este resultado podría dar lugar al desarrollo de terapias destinadas a paliar las consecuencias que este mal tiene sobre millones de personas sin necesidad de utilizar fármacos.

Cuando el 6 de junio de 1984 el creador de juegos ruso Alexey Pazhitnov presentó su último trabajo seguramente no imaginó que algún día su querido Tetris podría ser de ayuda para el tratamiento del síndrome de estrés postraumático. Este trastorno psicológico, el trastorno por estrés postraumático (TEPT), que afecta a millones de personas en el mundo, se relaciona con la ansiedad y la mayoría de las veces sobreviene como consecuencia de la exposición del paciente a un evento traumático que casi siempre involucra un daño físico sobre su persona o un tercero. Este evento puede ser presenciar la muerte de alguien, participar de algún hecho que amenace su vida o la de alguien más, o cualquier tipo de situación potencialmente tan peligrosa que las defensas mentales de la persona no pueden asimilarla.

Como consecuencia de esto, el paciente puede sufrir a lo largo del tiempo verdaderos flashbacks en los que imágenes asociadas con el evento traumático son revividas una y otra vez. La ciencia no ha encontrado una forma efectiva de evitar esta situación. Millones de personas que han padecido algún accidente, que se han visto involucradas en una guerra o atentado terrorista, sufren a diario este tipo de mala pasada mental. Sin embargo, puede que haya un tratamiento en camino: un equipo de científicos del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, liderado por Emily Holmes, ha descubierto que jugar al Tetris puede disminuir en gran medida la frecuencia e intensidad de estos ataques. El trabajo, recientemente publicado en la revista Plos ONE, podría abrir la puerta a un tratamiento efectivo contra el TEPT.

Holmes explica que "después de sufrir un trauma, muchas personas tienen recuerdos intrusivos y perturbadores relacionados con ese hecho, verdaderos flashbacks, en los que lo sucedido vuelve a la memoria en forma de imágenes y escenas no deseadas que tienen que ver con el suceso traumático vivido". Estas visiones involuntarias tienen una gran carga emocional y causan un gran malestar. El equipo de la Universidad de Oxford diseñó un experimento en el que 60 voluntarios jugaban con diferentes videojuegos después de ver una película que mostraba imágenes traumáticas de varios tipos. Media hora más tarde, los voluntarios fueron divididos en tres grupos. El primero de ellos no hizo nada, el segundo jugó 10 minutos al Tetris, y el tercero jugó al Pub Quiz Machine 2008. El experimento se repitió varias veces, modificando el lapso de tiempo existente entre la proyección del vídeo y la sesión de videojuegos.

Fuente: ABC.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada