jueves, 23 de septiembre de 2010

DESESTIMADA LA DEMANDA DE TELECINCO CONTRA YOUTUBE

El magistrado Andrés Sánchez Magro, del Juzgado de lo Mercantil número 7 de Madrid, ha desestimado íntegramente la demanda interpuesta por Telecinco contra el portal de vídeos Youtube por vulnerar los derechos de autor al alojar programas o parte de programas de los que es propietario. La cadena deberá correr con los costes del proceso. Contra la sentencia cabe recurso.

La sentencia determina que, a partir de ahora, Telecinco deberá dedicarse a "la ingrata tarea" de rastrear los contenidos alojados en YouTube. En caso de detectar alguno protegido con los derechos de autor, deberá comunicárselo a la empresa de vídeos para que los elimine.

Esa criba no podrá ser "masiva e incondicionada", sino "individualizada y concreta" porque es posible que muchos de los vídeos "sean fragmentos de información no protegidos por la ley de propiedad intelectual o meras parodias de programas titularidad de Telecinco que tampoco se encuentran amparadas en esta protección", reza el fallo.

En una sentencia repleta de frases rimbombantes, el magistrado asume que existe "un ámbito de intersección, plagado de tensión latente" entre los propietarios de contenidos con derechos de autor y los prestadores de servicios de intermediación en Internet que alojan contenidos ajenos que, en ocasiones, pueden violentar aquellos derechos. "Pero el epicentro de esa tensión no se localiza en las posibles fisuras de la normativa. Porque la ley sólo replica, como un eco lejano, el sonido que se escucha al compás del ritmo de las transformaciones sociales que acontecen en las capas profundas de la estructura económica", apunta.

Sánchez Magro entiende que "probablemente hay mucho de retórica, de declamación epopéyica, en las reiteradas invocaciones a la demanda de ese principio sacralizado de la libertad de expresión y a la pretendida función que en ese contexto afirma desempeñar". "Lo cierto -prosigue- es que más allá de esa ditirámbica laudatoria, hay una evidencia que no podemos desconocer (...) como es el valor de la información, que se ha convertido en la mercancía más valiosa de un mundo digitalizado".

Como un gurú de Internet, el magistrado escribe un párrafo digno de una escuela de negocios: "El reto de los emprendedores en la nueva economía no consiste tanto en proteger los derechos adquiridos como en crear valor en la difusión de esos contenidos porque la marcha de los tiempos evidencia la esterilidad de toda frontera artificial".

Desde Google, propietaria de YouTube, se muestran "muy satisfechos con la decisión judicial", expresan en un comunicado. "La sentencia reconoce que, legalmente, YouTube es un mero intermediario de servicios de alojamiento de contenidos y, por tanto, no puede ser obligado a controlar con carácter previo los vídeos subidos por los usuarios", abunda.

"La decisión judicial de hoy no es sólo una victoria para nosotros sino para los miles de millones de usuarios en todo el mundo, que utilizan la web para comunicarse y compartir experiencias", señala la compañía.

Fuente: Público

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada