domingo, 2 de mayo de 2010

GOOGLE PARALIZA STREET VIEW EN ALEMANIA

Google no ha podido resistir las presiones del Gobierno alemán y ha acordado que no lanzará su servicio Street View en aquel país hasta que haya resuelto todas las quejas y peticiones pendientes de los ciudadanos. El Gobierno alemán ha anunciado este compromiso de Google tras una entrevista de sus directivos con la ministra alemana de Consumo, Ilse Aigner. Google estudia una forma que satisfaga a los ciudadanos y que no sea burocrática para resolver los conflictos abiertos tanto individualmente como por colectivos. No se excluye, por ejemplo, que Street View ensombrezca o difumine toda una calle o zona cuyos vecinos se hayan opuesto a la toma de imágenes por parte de este callejero virtual.

Precisamante esta ministra ha sido la voz del Gobierno más destacada en sus ataques a Street View, que calificó como una invasión de la intimidad. La asociación alemana de ciudades y municipios, por su parte, había planteado cobrar al buscador por este servicio. "Los ciudadanos no tendrían que protestar ante la publicación de sus datos privados, sino que Google tendría que estar obligado a obtener el permiso de los ciudadanos para poder publicar las fotografías de sus casas", afirmó Aigner.

Organizaciones y autoridades alemanas llevan meses denunciando que el tratamiento de las imágenes fotográficas de las calles de una ciudad por parte de Street View conlleva serios peligros para la privacidad. La última polémica se desató esta misma semana cuando el responsable de la agencia de protección de datos de este país, Peter Shaar, pidió a la compañía que dejara "inmediatamente" de escanear las redes wifi desde los coches que recorren las calles para fotografiar una ciudad. Shaar exigió, además, que Google suprimiera los datos personales que hubiera recogido en este rastreo de las redes wifi. La denuncia provocó una respuesta de Google Europa a través de su blog corporativo. En el mismo afirmaba que Google nunca ha ocultado que recoja las señales wifi de los edificios que fotografía y que así lo hacen otras compañías como Fraunhofer Institute y Skyhook. El objetivo es el de mejorar los servicios de geolocalización desde teléfonos móviles. En el blog se da una detallada explicación técnica de los datos sobre las redes wifi que los coches de Google almacenan para aclarar que en ningún momento se recogía información que pudiera identificar a los propietarios de las mismas.

Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada