miércoles, 12 de mayo de 2010

EL SUPREMO ALEMÁN CULPA A LA DUEÑA DE UNA CONEXIÓN DE LAS DESCARGAS REALIZADAS POR DESCONOCIDOS

El Tribunal Supremo alemán ha culpado de un delito de omisión a la dueña de una conexión a Internet desprotegida, que un desconocido empleó para descargar música. La descarga de archivos protegidos, punible en Alemania, se produjo mientras la propietaria de la línea de Internet se encontraba de vacaciones, informa Efe. El tribunal ha determinado que el código de acceso a la red de la propietaria fue insuficiente para proteger la línea, para lo que habría sido necesaria una contraseña personalizada.

El tribunal considera además que la contraseña que asigna la compañía que presta el servicio no basta para proteger la línea. Según la sentencia, el dueño de la red no debe pagar daños y perjuicios al demandante pero sí abonar las costas legales. La sentencia no determina si esa responsabilidad, ante el uso de terceros de una red sin seguridad, se aplica también a líneas colectivas de Internet como las de hoteles y cibercafés.

Esta situación es la que también quiere regular Francia cuyo Gobierno debe publicar un decreto por el que el internauta que sea "negligente" en la vigilancia de su conexión y, a través de ella, se produzcan descargas perseguibles será responsable de las mismas. Un primer redactado de esta norma topó con el Consejo de Estado que consideró que invertía el coste de la prueba y anulaba la presunción de inocencia.

Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada