miércoles, 24 de marzo de 2010

GOOGLE Y YAHOO! AHORA SE ÚNEN CONTRA LA CENSURA EN AUSTRALIA

El Gobierno australiano proyecta levantar un cortafuegos de Internet que impida el acceso a sitios que alberguen pornografía infantil, promuevan la violencia de género o el abuso de las drogas, entre otros contenidos. La respuesta a este proyecto por parte de ciudadanos y empresas es contundente. 174 compañías y entidades han remitido sus particulares comentarios al proyecto. Google y Yahoo!, son dos de las compañías que arremeten contra el mismo.

El Gobierno abrió una consulta para determinar cómo debía definirse la "clasificación rechazada" que supondría el bloqueo del sitio. Pero las respuestas que ha recibido van más allá de unas simples recomendaciones sobre procedimientos o criterios de clasificación. Una comisión independiente sería la encargada de fijar la lista de sitios censurables, pero el proyecto no aclara si se sancionará al internauta que intente acceder a ellas o si a la lista negra australiana se sumarán listas negras de otros países.

El Gobierno asegura que en las pruebas del cortafuegos se ha demostrado que no frena la velocidad de conexión. Google lo pone en duda y añade que hay un claro peligro de que la etiqueta de "clasificación rechazada" se extienda a otros contenidos más allá de los enumerados por el Gobierno. En su documento, Google considera que el Gobierno "va demasiado lejos" en sus propósitos y puede dañar la libertad de escoger información. Aunque reconoce "que la protección al intercambio libre de ideas e información no puede no tener límites, creemos que más información en general supone más elección, más libertad y más poder para las personas". Google apoya la persecución de la pornografía infantil, pero políticas de este tipo, asegura, pueden dar una falsa tranquilidad a los padres, porque los filtros pueden ser técnicamente evitados.

Yahoo!, por su parte, apoya un Internet sano para los niños, pero advierte que el cortafuegos del Gobierno puede bloquear material con un alto valor político, social o educativo y cita páginas que podrían verse censuradas con esta política como: foros de discusión sobre la eutanasia, un vídeo con grafitis urbanos, sitios en contra del aborto o foros de debate sexual entre homosexuales.

Microsoft, en un texto, más lleno de matices sobre los defectos de procedimiento, advierte, por ejemplo, de la eventualidad de una decisión arbitraria sobre contenidos incorporados en un sitio por terceros ajenos al propietario del mismo.

La lista de los comentarios recibidos ha sido publicada en Internet por el propio Gobierno que ve cómo en los foros de internautas se establecen comparaciones con la censura en China.

Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada