domingo, 28 de febrero de 2010

LA SGAE PIERDE UNA DEMANDA ANTE EL AYUNTAMIENTO DE TAPIA

La SGAE protagoniza numerosos casos en los que pretende cobrar porque un pueblo o un barrio hacen uso de canciones, un establecimiento pone la radio, o un colegio organiza obras de teatro populares. Por suerte, cada vez es más frecuente que los tribunales deslegitimen su afán recaudatorio. Ha vuelto a suceder en Asturias. La Audiencia Provincial de Oviedo le ha dado la razón al Ayuntamiento de Tapia de Casariego, a quien la Sociedad General de Autores y Editores le reclamaba 26.149,41 euros en conceptos de derechos de autor por unas actividades musicales.

Aún así, el Consistorio deberá abonar 600 euros a la entidad. Muchas de las actuaciones por las que la SGAE justifica sus pretensiones económicas no llegaron a tener lugar.

En octubre de 2008, el Ayuntamiento de Tapia recibió una demanda de la SGAE. En ella le exigía un pago de 26.149,41 euros por actos relacionados con la música, en teoría celebrados entre abril de 2004 y abril de 2008. La mayoría correspondían a emisiones en la radio local y el Festival Intercéltico del Occidente. El abogado del Ayuntamiento, Miguel Teijelo, presentó un recurso de apelación. Los motivos eran que la valoración económica era desmesurada porque, en muchos de los períodos señalados en la denuncia, la emisora no radió contenidos. Además, la organización del Festival Intercéltico no depende del Ayuntamiento. Por supuesto, la SGAE no se rindió con facilidad y esgrimió un folleto publicitario del evento en el que constaba el escudo de la ciudad. Cualquier recurso es bueno por lo visto a ojos de la Sociedad. También quiso demostrar que la emisora municipal funcionó más tiempo del dicho por el Ayuntamiento con una grabación de diciembre de 2008. Sin embargo, la prueba ha sido desestimada porque, al ser posterior a abril de 2008, "Nada podrá acreditar la emisión durante el tiempo reclamado".

El Ayuntamiento a su vez proporcionó un documento del secretario municipal en la que declaraba que no se registró ningún ingreso por publicidad durante el intervalo por el que la SGAE quiere cobrar. En cuanto a las actuaciones, Tapia contrató dos conciertos y a la banda de gaitas Marino Tapiega, por los que abonó 2.665,10 euros. Así que sólo está dispuesta a pagar por los derechos referidos a la citada cantidad. Al principio, el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Oviedo falló a favor de la SGAE. No obstante, al recurrir, la Audiencia Provincial le dio la razón al Ayuntamiento. Al final, la Sociedad General de Autores y Editores no recibirá más de 600 euros frente a los 26.149,41 euros que quería percibir.

Fuente: tuexperto.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada