lunes, 8 de febrero de 2010

EL GOBIERNO DE EEUU SE OPONE AL ACUERDO ENTRE GOOGLE, EDITORES Y AUTORES

El Departamento de Justicia de EEUU se manifestó el jueves contra un acuerdo legal revisado con autores y editores estadounidenses que permitiría a Google escanear y vender millones de libros en Internet.

Abogados federales declararon en el Tribunal de Distrito en Nueva York que, pese a un "progreso sustancial" entre Google, el gremio de autores y otras partes involucradas, "continúan los temas de certificación de clase, derechos de autor y antimonopolio". "Los cambios operados no responden totalmente a las inquietudes de EEUU", indicó el Departamento de Justicia.

A pesar de la buena fe de todas las partes, el acuerdo modificado "padece el mismo problema central que el acuerdo original", agregó el departamento en una "declaración de interés". Este acuerdo es una versión modificada del concluido antes por Google y los editores. Intenta responder a las objeciones formuladas en setiembre por el Departamento de Justicia y otras instancias respecto a la protección de los derechos de autor y las leyes contra el monopolio.

"El acuerdo modificado todavía le brinda a Google ventajas significativas y potencialmente anticompetitivas", indicó el Departamento de Justicia. Google, por su parte, afirmó que el nuevo acuerdo daría a los autores y a los escritores "nuevas maneras de distribuir sus trabajos".

El juez Denny Chin sostendrá una audiencia el 18 de febrero sobre el vasto proyecto de libros digitales de Google. El gigante de Internet, el sindicato de autores y la asociación de editores estadounidenses alcanzaron el acuerdo en octubre de 2008 tras una demanda que estos últimos habían presentado contra la compañía en 2005.

Según ese acuerdo, Google aceptó pagar 125 millones de dólares para remunerar a los autores cuyas obras hayan sido digitalizadas sin autorización y se comprometió a crear un registro de derechos literarios independiente que recibiría parte de los ingresos producto de las ventas y publicidad, para los autores y editores que acepten digitalizar sus libros.

El Departamento de Justicia objetó en setiembre que con este acuerdo Google sería el único poseedor de los derechos de las obras huérfanas -obras cuyos autores no pueden ser identificados- y de los libros que tienen los derechos en manos de extranjeros. También había exigido que los competidores del gigante informático tengan acceso a las obras bajo las mismas condiciones que Google.

Fuente: AFP

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada