martes, 26 de enero de 2010

LA PLAYSTATION 3, HACKEADA

"Bueno, un twit... acabo de hackear la PS3". Así, con un mensaje en su cuenta de Twitter , ha anunciado George Hot, alias geohot, que ha conseguido acceder al sistema de memoria de una Playstation3. El joven ya se había hecho famoso en 2007 cuando, con 17 años, logró liberar el iPhone de Apple.

Aunque falta conocer la versión de Sony, Internet bullía este fin de semana con la noticia de que geohot lo había vuelto a hacer. Según explica en su blog , ha conseguido acceso de lectura y escritura en el sistema de memoria de la PS3. Desde ahí se ha podido pasear por todo el procesador de la máquina. Asegura también que ha saltado un elemento de la circuitería básica denominada NAND sin usar chips modificados.

El hacker, que no quiere dar muchas pistas para evitar que Sony saque algún parche que vuelva a bloquear la videoconsola, dice que la obra le ha llevado cinco semanas.

La videoconsola de Sony, lanzada hace más de tres años, tenía imagen de ser invulnerable. Todos los que habían intentado reventarla habían fracasado hasta ahora. Parte de esta robustez reside en que la firma nipona limitó al máximo la relación entre el software y el hardware de la máquina, por un lado y entre las partes de de la videoconsola entre ellas.

En particular, la comunicación entre el procesador y la memoria está vigilada por un sistema llamado hypervisor. Con algo de chulería, el título de su mensaje en su blog donde explica lo que ha hecho es: "Hola hypervisor, soy geohot".

Aunque, según mensajes de foros especializados, aún queda mucho por hacer mediante software, el camino a la liberación de la PS3 ya se ha abierto. Esto permitirá instalar programas como Linux o hacer funcionar juegos no autorizados por Sony o directamnete provenientes de copias pirata.

De hecho, la polémica del fin de semana en los foros es si con esto, lo que se busca es piratear la videoconsola o liberar la máquina ampliando sus usos.

Al segundo argumento ayuda el hecho de que Geohot ya hizo algo parecido con el iPhone. Cuando Apple lo lanzó en EEUU, lo hizo ligado a la operadora ATT, obligando a los interesados a contratar una línea con la telefónica o pagar un elevado sobrecoste por un terminal liberado. Este joven estadounidense, formando equipo con otros cuatro hacker, logró acceder al hardware del iPhone, modificándolo para que se pudiera usar con qualquier tarjeta SIM del mundo.

Fuente: Público

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada