sábado, 9 de enero de 2010

GOOGLE DICE NO A LA TASA QUE QUIERE IMPONER FRANCIA

Google manifestó ayer su oposición a los proyectos franceses de crear una nueva tasa a la publicidad en Internet, un impuesto indirecto cuyos ingresos irían luego a financiar las industrias de la música y del libro electrónico, además del sector audiovisual. Las instancias europeas, por su parte, señalaron que París deberá garantizar que esa fiscalidad no entra en violación de las normas de competencia.

Nicolas Sarkozy ha decidido hacer suyas buena parte de las conclusiones de un informe presentado por Patrick Zelnik –el productor de discos de su esposa, Carla Bruni–, que cree necesario crear un impuesto indirecto a los enlaces publicitarios de los motores de búsqueda para financiar las multinacionales del disco, el libro electrónico y la música.

El jueves por la noche, Sarkozy insistió en que le parece necesaria esa tasa. No sólo eso: aseguró que puede haber una "evasión de materia fiscal" por Google, puesto que ésta paga impuestos lejos de Francia cuando se nutre del mercado publicitario francés, y sugirió una posible intervención de las autoridades de la competencia por un supuesto "abuso de posición dominante".

Google Francia no ha tardado en reaccionar. En un comunicado, el director de asuntos públicos en París de la firma que preside Eric Schmidt, Olivier Esper, estimó que una "lógica de presión fiscal" sería una "intento de oposición entre los mundos de Internet y de la cultura". Subrayó que "es posible la cooperación entre los actores de Internet y de los sectores culturales para desarrollar nuevos modelos". Google Francia habló de una solución de financiación que pasa por "mecanismos de licencia adaptados al entorno digital" e "innovadores".

En Bruselas, mientras, un portavoz de la Comisión Europea señaló que el organismo "va a tener que examinar, bajo el concepto de las reglas sobre ayudas de Estado" una futura tasa como la deseada por Sarkozy, destinada a gravar a Google, Yahoo! y otros, para dar dinero a la industria cultural.

Fuente: Público

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada