miércoles, 9 de diciembre de 2009

UN JUEZ CONDENA A UNA BANDA DE SPAMMERS A PAGAR MÁS DE 15 MILLONES DE DÓLARES

Un juez estadounidense ha condenado a la considerada como la mayor banda de spammers del mundo a pagar una multa astronómica de 15,15 millones de dólares tras haberse demostrado que durante años se han dedicado a enviar millones y millones de correos basura publicitando medicamentos para perder peso o para mejorar el apetito sexual.

El caso llegó a los tribunales en octubre del 2008, cuando un magistrado de Illinois ordenó la congelación de las cuentas y la paralización de las operaciones de la organización después que las fuerzas del orden hubieran recibido, atención al número, más de 3 millones de reclamaciones de internautas cansados de recibir montañas de mails no solicitados de esta gente.

Por lo pronto, Lance Atkinson, el líder de este grupo de spammers, ha tenido que pagar más de 80.000 dólares a las autoridades de Nueva Zelanda después que se haya confirmado que formaba parte de la red. Es un adelanto de los referidos 15,15 millones que deberá abonar en EEUU. Asimismo, la Federal Trade Comission (FTC) se ha quedado con casi todas las pertenencias de su socia estadounidense, Jody Smith, que deberá hacer frente a un proceso por el que podría ser sentenciada hasta a 5 años de prisión.

De acuerdo al informe que presentó la FTC el año pasado, Atkinson y Smith se dedicaban a captar spammers de todo el mundo, que una vez aceptaban las condiciones económicas que les planteaban comenzaban a enviar miles de millones de correos que intentaban hacer pasar por comunicaciones de empresas conocidas y en los que incluían enlaces hacia páginas web fraudulentas.

Tampoco ofrecían la opción de darse la baja ni adjuntaban una dirección física de contacto, puntos estos que contravienen la CAN-SPAM Act, la normativa que rige el envío de publicidad comercial en Estados Unidos y que entró en vigor en el 2003 para, entre otras cosas, poner freno al spam electrónico. Ni que decir tiene que, además, no disponían de las licencias correspondientes para vender medicamentos ni regentaban farmacia alguna.

Fuente: Abadía Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada