martes, 1 de diciembre de 2009

LAS ÚLTIMAS ACTUALIZACIONES DE WINDOWS DESCONFIGURAN ALGUNOS ORDENADORES

La última ronda de actualizaciones de seguridad para Windows 7, Vista y XP que ha proporcionado Microsoft están provocando el cuelgue y la aparición de pantallazos negros en un número indeterminado de ordenadores, cuyos propietarios se están viendo obligados en algunos casos incluso a reinstalar el sistema operativo para poder seguir utilizando sus equipos.

El problema parece estar relacionado con los cambios que aparentemente Microsoft ha efectuado en el Access Control List (ACL), una funcionalidad que recoge la lista de permisos de los usuarios que se conectan. Dichas modificaciones están causando que, en determinadas ocasiones, algunos programas instalados no se ejecuten correctamente y den lugar a las tan temidas caídas del sistema.

Hasta el momento, no hay un parche oficial por parte del gigante del software.

Fuente: Abadía Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada