viernes, 27 de noviembre de 2009

UN JUEZ REABRE DOS WEBS P2P Y MULTA A LA SGAE POR MALA FE

Nuevo revés para los que quieren acabar con las páginas P2P. Un juez, que cerró en mayo pasado dos sitios de enlaces a archivos con derechos de autor a petición de la SGAE, ha ordenado su reapertura tras escuchar y estimar los argumentos del dueño de las web. Además ha condenado a la entidad de gestión al pago de las costas y, lo que es peor, multado por mala fe procesal.

La SGAE presentó una demanda civil contra Juan José Coronel, un estudiante de 26 años de Bonares (Huelva), como responsable de los sitios EliteMula y ETMusica . Le acusaron de violar la propiedad intelectual de sus asociados. La entidad pidió el cierre cautelar e inmediato de los sitios por razones de urgencia. El Juzgado de lo Mercantil de Huelva, en un procedimiento plenamente legal pero poco habitual, ordenó al proveedor de alojamiento de las páginas que las cerrara sin llegar a oír al demandado. La SGAE también pidió la requisa del disco duro desde el que se gestionaban los sitios. El registro de la casa de Coronel por una comisión judicial donde estaban la procuradora de la SGAE y su perito informático provocó gran revuelo en su día Por último, pidió al juez una indemnización económica.

Pues ni lo uno ni lo otro. El juez escuchó a Coronel el 3 de este mes y, en sendos autos conocidos este domingo, decidió revertir su orden de cierre y devolver el disco duro al joven. Las razones que da para ordenar a la empresa de alojamiento que reabra el sitio es que la mera presencia de enlaces no constituye falta alguna, aunque esos enlaces lleven a material protegido.

Para David Bravo, abogado de Coronel junto a su colega Javier de la Cueva, "que un juez cambie su propio criterio cuando se le explica cómo funciona una página de enlaces demuestra su grado de convencimiento respecto de nuestros argumentos".

La devolución del disco duro intervenido se basa en razones técnicas. El juez reconoce que la gestión de una web puede realizarse desde cualquier ordenador y, además, tampoco graba las visitas que recibe la página. Por supuesto, tampoco registra las descargas P2P, que se realizan entre particulares. Esta argumentación puede poner en aprietos a la SGAE. El juez devuelve el disco porque no sirve para calcular los daños alegados. "Esto podría desarmar el modo que la entidad de gestión tiene para pedir sus indemnizaciones en otros casos", explica Bravo.

El juez también condena a la SGAE al pago de las costas del procedimiento. Pero lo que debe ser más duro es la sanción por mala fe procesal que le impone porque, de su actuación, "se desprende una intención de evitar el derecho de defensa de la parte contraria, actuación que supone conculcación de las reglas de la buena fe procesal y, como tal, la hace acreedora de la correspondiente sanción", dice al auto.

La sanción tiene su origen en el hecho de que la SGAE ocultó al juez que, ya en 2008, la entidad de gestión se personó en otro procedimiento, esta vez penal, contra Coronel y sus páginas y por los mismos hechos. Esta denuncia la había iniciado la patronal de las discográficas, Promusicae, en 2007 y la SGAE se apuntó al carro. Aquí también se pidió el cierre provisional de los sitios.

Ahora, el juzgado mercantil ha considerado mala fe que la entidad de gestión se callara este detalle y la ha multado con 500 euros. "Eso no es dinero para la SGAE pero lo relevante es el reproche jurídico, no la cuantía", opina Bravo.

Fuente: Público

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada