jueves, 22 de octubre de 2009

LA CE QUIERE IMPULSAR LA DIGITALIZACIÓN DE LIBROS Y SU ACCESO A DISCAPACITADOS

La Comisión Europea (CE) ha presentado una comunicación -documento no legislativo- en la que propone fomentar la digitalización de libros a la vez que se respetan los derechos de autor, así como facilitar su acceso a las personas con alguna discapacidad, en especial las que tienen problemas de visión.

Bruselas destaca las oportunidades que supone la digitalización de obras para una sociedad y una economía "basadas en el conocimiento", sobre todo en un momento en el que empresas como Google han llegado a un acuerdo con los autores y editores estadounidenses para ofrecer sus obras en internet en ese país.

La Comisión considera que el debate sobre ese acuerdo, que en todo caso debe ser modificado para adecuarse a las leyes según dictaminó recientemente un tribunal de Nueva York, ha puesto de manifiesto que "Europa no puede permitirse quedar rezagada en la frontera digital".

En la comunicación presentada, elaborada por los comisarios europeos de Mercado Interior, Charlie McCreevy, y de Sociedad de la Información, Viviane Reding, Bruselas se compromete a adoptar las "acciones apropiadas" y mantener un "diálogo" con todas las partes interesadas, a fin de establecer una "estrategia" comunitaria sobre propiedad intelectual.

La Comisión ha abogado en numerosas ocasiones por renovar las leyes que rigen la propiedad intelectual y crear un enfoque europeo que aúne las 27 legislaciones nacionales sobre derechos de autor, con idea de adecuarlas a la era digital.

Así, hace hincapié en la importancia de "afrontar los grandes retos culturales y jurídicos que plantea la digitalización", para lo que ve necesario "encontrar una solución" para las obras que suponen más obstáculos para su difusión en formato digital por estar agotadas o ser "huérfanas" (aquellas sujetas a derechos de propiedad intelectual pero cuyos autores no están claros).

En ese contexto, la CE asegura que va a poner en marcha un "estudio de impacto" sobre cómo despejar los problemas de autoría que emergen con las obras huérfanas.

Además, destaca proyectos que ya están en marcha como ARROW, que reúne a bibliotecas nacionales, sociedades de gestión colectiva y editores y está cofinanciado con fondos comunitarios (2,5 millones de euros).

El objetivo de este proyecto, iniciado en noviembre de 2008, es identificar a los titulares de los derechos y aclarar la situación de una obra, en particular si está agotada o es huérfana.

Por lo que respecta a las personas con discapacidades, especialmente con problemas de visión, la CE insta a los editores a impulsar más obras en formatos accesibles para ellas, a la vez que se compromete a organizar un foro para conocer mejor sus necesidades.

La comunicación responde a una consulta pública organizada por la Comisión el año pasado, en la que universidades, bibliotecas, archivos o museos subrayaron el "interés público" de las digitalizaciones, para las que proponían leyes de propiedad intelectual más permisivas.

En cambio, editores, sociedades de autores y otras asociaciones de propietarios de derechos de autor destacaron que la mejor manera de promover la difusión digital del conocimiento era a través de acuerdos de licencias.

Fuente: EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada