lunes, 1 de junio de 2009

LA SGAE UTILIZA AL MINISTERIO DE INDUSTRIA PARA VER QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE WEBS DE DESCARGAS

En la lucha contra las descargas en Internet vale todo. Entidades de gestión de derechos de autor como la SGAE consiguen datos de los administradores de páginas con enlaces a descargas a través de denuncias administrativas ante el Ministerio de Industria.

¿Cómo? Amparándose en la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información de 2002, que obliga a las páginas web a publicar tanto los datos del administrador como un modo para poder contactar con él. La SGAE denuncia a páginas que contienen enlaces a descargas en Internet -uno de sus últimos frentes de batallas contra la llamada 'piratería'- y recibe del Ministerio la resolución de la denuncia con los datos completos de los denunciados.

Y así tiene identificados a los 'webmasters', contra los que inician procedimientos judiciales por violar, presuntamente, la propiedad intelectual de las obras.

Este fue el caso de Jesús, de 47 años, dueño de un pequeño bar de un polígono de Caldes de Montbui (Barcelona) y administrador de Elrincondejesus.com. Esta página web enlaza a otros sitios de descarga de películas y música en la Red. "Es la primera vez que me pasa algo así", comenta. "La SGAE denunció irregularidades en mi sitio porque faltaba el domicilio fiscal, algo que sucede en miles de páginas web personales".

El resultado de esta denuncia es una sanción de algo más de 1.500 euros, impuesta por el Ministerio de Industria a través de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones. Y una vez perfectamente identificado, la SGAE tiene más fácil llevarle a juicio por 'violación de la propiedad intelectual', algo que se ha apresurado a hacer. "Me está saliendo caro, hace 15 días que nació mi hija y estoy muy preocupado, en lugar de estar disfrutando del momento".

Idéntico es el caso de Ramón, de 44 años, que se dedica como autónomo en Martorell (Barcelona) al diseño web y al 'hosting' en la Red. "Malvivo de esto", bromea. Una de sus páginas, Agujero.com, está también en el punto de mira de la Sociedad General de Autores y Editores.

"A principios de año recibimos una denuncia de Industria porque faltaban datos de propiedad del sitio web; apelé, porque estaban allí y no supieron verlos, pero al final me cayó una multa de 1.085 euros". Y sus datos 'volaron' a manos de la SGAE, que recientemente ha interpuesto una demanda y pedido su cierre cautelar por presunta 'violación de los derechos de autor', aunque esto último sin éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada