martes, 2 de junio de 2009

APPLE NO QUIERE LLAMADAS GRATIS DESDE SU IPHONE

Skype es un programa que sirve para tres cosas: hacer llamadas gratuitas desde el ordenador a otros usuarios del software, llamar a teléfonos fijos y móviles a un precio reducido y, por último, enviar mensajes instantáneos. Pero la versión para el iPhone de Apple , lanzada la semana pasada, solo permite lo último. Chatear, y poco más.

Cuando los clientes de Telefónica (que vende el iPhone en exclusiva para España) instalan Skype en el teléfono e intentan llamar a sus contactos, el mensaje que aparece, en inglés, es el siguiente: "No se permiten las llamadas Skype sobre redes 3G actualmente debido a restricciones que pueden haber sido incluidas en su plan de datos..." El programa recupera todas sus funciones si hay cobertura de un acceso WiFi a la red de telefonía fija. Pero entonces, el nuevo Skype deja de ser móvil.
El programa recupera sus funciones dentro de una red WiFi

El problema también lo tienen los clientes de la alemana T-Mobile, la francesa Orange, la división británica de Vodafone o los de ATT en Estados Unidos (todas con contratos exclusivos con Apple): es una restricción global. Pero, a pesar de lo que se puede leer en el mensaje que aparece en el iPhone, la limitación no viene impuesta por unas operadoras temerosas de que sus millones de clientes corran a una zona WiFi para ahorrarse el coste de la llamada, al tiempo que saturan de datos sus redes, sino de la propia Apple.
Prohibido fuera de zona WiFi

Aunque los dueños de Skype (los también propietarios del sitio de compras y subastas Ebay) siempre han querido trasladar su modelo de llamadas gratuitas del ordenador al móvil, esta vez no lo han conseguido. Fuentes de la compañía lo explican: "Las condiciones de Apple prohiben aplicaciones de voz de terceros que usen redes 3G". La prohibición aparece también en la licencia del SDK (el kit de desarrollo de programas) del iPhone, que tienen que cumplir todos los programadores que quieran hacer aplicaciones para este móvil. Fuentes de Apple recuerdan que la compañía no tiene por costumbre comentar nada sobre sus contratos o licencias.

Para el consultor de IDC Jaime García Cantero las operadoras siempre han buscado controlar lo que pasa por su red. "Pero es la primera vez que hay un ejemplo concreto, que además protagoniza una empresa que no es operadora, como Apple", añade. Para Cantero, esta compañía siempre se ha apoyado en plataformas muy cerradas. "Lo fue con sus ordenadores, lo repitió con el iPod y ahora lo hace con el iPhone: nunca le ha gustado que nadie meta mano en sus dispositivos".

Pero, ¿qué gana Apple, que no es una operadora de telefonía móvil, prohibiendo programas de Voz sobre IP en sus teléfonos? Para García Cantero no se trata de lo que gana sino de lo que deja de perder. "Se olvida con frecuencia que Apple ha negociado con las operadoras a las que les ha concedido en exclusiva el iPhone quedarse con parte de la factura de teléfono, le interesa que consumas", señala.

Otra posibilidad, apuntada desde varios sitios de noticias estadounidenses, es que Apple esté preparando su propio programa para hacer llamadas VoIP desde el móvil para la nueva versión del iPhone que saldrá este verano. Sin embargo, el consultor de IDC no lo tiene tan claro. "Apple tiene muchos socios entre las operadoras y no les haría mucha gracia", explica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada