lunes, 11 de mayo de 2009

CERCO A LAS DESCARGAS DE INTERNET EN ESPAÑA

Las operadoras y la industria cultural han encontrado la manera de lidiar con el intercambio de archivos en Internet: ir contra la oferta. Si las negociaciones que mantienen actualmente llegan a buen puerto, cuando un usuario abra un servicio de descarga como eMule e intente conectar, el programa no lo hará. En el caso de las páginas españolas con enlaces a contenidos con copyright, será la empresa que aloja la web la encargada de bloquearla.

La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos (que reúne a autores, entidades de gestión de derechos, productoras, discográficas y distribuidoras) y la otra parte, Redtel (que engloba a los principales proveedores de acceso a Internet salvo Jazztel) tienen muy avanzado un pacto para acabar con las descargas de material audiovisual sujeto a derechos de autor. El Gobierno, por otro lado, ha dado autonomía a las partes para encontrar una solución, como sucedió con el pacto del canon en 2003 entre Asimelec y las entidades de gestión.

El plan de la Coalición, aceptado por los operadores, es atacar la oferta, yendo contra los que ponen en circulación los archivos o facilitan su descarga. Esto no significa que se olviden de los internautas -que constituyen la demanda-, pero las partes implicadas aún están buscando fórmulas de conciliación.

El punto más destacado de este plan es impedir el acceso de los usuarios a las páginas web y servidores de intercambio de archivos tanto españolas como extranjeras, según fuentes de la Coalición.

Los dos sistemas más populares para descargar películas y música son el programa eMule y los basados en el protocolo .torrent, como BitTorrent. Este último, que desde 2008 ha superado en tráfico a eMule, no tiene un buscador de archivos integrado eficaz. Por eso necesita de páginas que, como The Pirate Bay, rastrean la red, realizan listados de obras y ponen en contacto a los usuarios.

El mecanismo que han acordado la industria cultural y los operadores es que, cuando el internauta intente conectarse a una de estas páginas concentradoras o a los servidores de eMule en el extranjero, el proveedor de acceso (ISP) bloqueará el intento. Los ISP compartirán una lista negra de sitios y máquinas prohibidas. "El derecho internacional nos ampara para hacer el bloqueo", dicen las mismas fuentes.
Páginas españolas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada